Vergüenza e incumplimiento: son las dos palabras más repetidas en el balance de acogimiento de población refugiada por parte de España

Deja un comentario