Categoría: Libros y artículos

Escenas cotidianas

María González Reyes Texto original procedente de OMAL   La chica mira desde el otro lado de la barrera del metro. Ya ha pagado para entrar. Se detiene porque ve...

amparo

Artículo de opinión-Perdemos todos los días, las mujeres un poco más

 

Perdemos todos los días, las mujeres un poco más

Por Amparo Pernichi, cooportavoz de Izquierda Abierta-Córdoba

amparo

El anteproyecto de la reforma de la ley del aborto, se traduce en que las mujeres somos malas, tontas o las dos cosas a la vez y que desde luego necesitamos que alguien nos diga cuando podemos abortar y cuando no, no se nos vaya a ocurrir tomar decisiones por nosotras mismas, para este Gobierno andábamos ya muy sueltas.

Antes de 1985 se calcula que se practicaban unos 1000 abortos ilegales en clínicas privadas bajo la calificación de “raspado de quistes”, otras muchas mujeres no tenían más remedio que ponerse en manos de curanderas, cuyos métodos y medios higiénicos le dolerían a cualquier persona con un mínimo de empatía (de esas nos faltan datos como es natural). El resto, las que podían pagárselo, se iban a Londres de fin de semana y solucionaban su problema. ¿De verdad alguien piensa que por prohibirlo vamos a dejar de abortar?. El año pasado más de 100.000 mujeres se acogieron a supuestos que de aprobarse el anteproyecto de ley convertirían sus interrupciones del embarazo en un delito. El Ministro Gallardón ha creado un problema con un tema que ya estaba solucionando, la mayor parte de la ciudadanía admitía el derecho al aborto y ya no se generaban ni debate de enjundia, lo más que suponía era alguna manifestación de esas familias superultracatólicas reclamando el “derecho a la vida”, pero ¿qué vida?.

Premio ciudad solidaria

DISCURSO DE ENTREGA DEL PREMIO “CÓRDOBA, CIUDAD SOLIDARIA” EN EL ACTO DE CLAUSURA -10º FESTIVAL DE CINE AFRICANO DE CÓRDOBA

 

DISCURSO DE ENTREGA DEL PREMIO “CÓRDOBA, CIUDAD SOLIDARIA” EN EL ACTO DE CLAUSURA -10º FESTIVAL DE CINE AFRICANO DE CÓRDOBA

Premio ciudad solidariaEn primer lugar los integrantes de este jurado, formado por organizaciones de la sociedad civil y ONGDs, queremos agradecer al Festival el mantenimiento de este premio con el que se reconoce al cine comprometido con causas y problemáticas sociales, que convierte el séptimo arte en una ventana a otras realidades o en una fábrica de sueños, sino también, en un instrumento de denuncia y transformación.

Han sido siete días en los que nos hemos acercado y aprendido de la realidad de la comunidad afroamericana a través de circunstancias muy dispares; desde la convicción de una niña saudí, Wadjda, que con actitudes perseverantes, inocentes y anhelos infantiles fue capaz de enfrentarse al incomprensible fanatismo religioso, la reafirmación en su condición universal como persona del transexual ecuatoriano Ángel, la historia de superación de Mayra, Katty, María José y Andrea condenadas a la exclusión y la marginalidad por el simple hecho de haber nacido pobres y negras en el barrio de las mujeres solas, la firmeza y entrega de una niña senegalesa, Coumba, que con su esfuerzo y solidaridad pretende combatir la fuerza de la costumbre y la pobreza que obliga al casamiento de su hermana pequeña con un adulto, o las dramáticas circunstancias que llevan a dos jóvenes argelinos, Zina y Panel, a querer salir de su país buscando una vida mejor aunque el viaje incluya su propia muerte.

A todas y todos ellas y ellos gracias por mostrarnos que una persona demuestra lo que es, no por lo que dice sino por lo que hace; que cambiar sus circunstancias es responsabilidad de todas y todos, y, que la solidaridad es un valor humano que hace posible y viables los cambios.

Con sus actitudes nos hacen comprender, aún más si cabe, que se debería tener el derecho a acceder a una vida digna en condiciones de igualdad y libertad, independientemente de nuestro origen, circunstancia económica, raza, religión, orientación o identidad sexual, lugar de residencia e ideología.

La decisión para la concesión del premio “Córdoba, Ciudad Solidaria” ha sido determinada tanto por criterios de calidad artística y técnica de las películas y documentales visionados, como de los valores transmitidos, la temática tratada y su carácter educativo y transformador.

Libro de Alberto Garzón. ESO TIENE ARREGLO

Ante la dura recesión, ¿sólo caben recortes y reformas «agresivas»? El desbocado crecimiento del paro y del déficit público, las convulsiones de la eurozona y, sobre todo, de los países periféricos, ¿no admiten otras salidas que las...